pescado frente al arpon

Hola Submaníacos!! Hoy os traemos un post para los más novatos en este deporte. Una recopilación de los errores más habituales cuando estás empezando y que hacen que tu pesca no termine de ser todo lo productiva que debería. Vamos allá!!

1.- Hacer demasiado ruido al aletear

El sigilo es nuestro principal aliado a la hora de pescar. Cuanto más ruido hagamos y cuanto más violentos sean nuestros movimientos, más ahuyentaremos a los pescados. Un error muy común cuando estás empezando es el no controlar el aleteo, sobre todo cuando nos desplazamos en superficie. El aleteo debe ser tranquilo y suave, procurando en todo momento mantener las aletas completamente dentro del agua para evitar chapotear y hacer espuma.

2.- Bajar de forma rápida y descontrolada

Lo mismo que comentábamos en el primer punto. Cuando aún no dominas la técnica lo habitual es iniciar el descenso de forma brusca, bajar impulsándonos con las aletas desde la superficie y al llegar al fondo levantar bastante arena y enturbiar el agua. De esa forma, no tendremos una visibilidad buena de la zona y probablemente hayamos asustado a los pescados en 100m a la redonda. Si esto lo combinas con una apnea bastante corta debido a la falta de práctica, el resultado es bastante desastroso.

La manera correcta de ejecutar el descenso es partiendo del golpe de riñón y a partir de ahí nos dejaremos ir casi sin aletear y procurando movernos lo menos posible. Si por ejemplo vamos a realizar una espera, una vez abajo nos posaremos sobre el fondo intentando remover la arena lo menos posible y camuflándonos en la roca o entre la vegetación que hayamos elegido como cobijo.

3.- Precipitarse en el disparo

Otro clásico del manual del novato es el ansia por conseguir alguna presa pronto, que nos llevará a apretar el gatillo sin tener un objetivo claro o sin haber preparado suficientemente el disparo.

Normalmente, la gente que se inicia en el mundo de la pesca submarina no suele tener una buena técnica de apnea y las inmersiones que realizan serán bastante cortas. Esto implica que les da tiempo a descender, controlar un poco la zona y poco más, y ya empiezan las ganas de volver a la superficie. Si ese es tu caso, es normal que te pueda la impaciencia y termines disparándole al primer pescado que veas o no esperes a tener una buena oportunidad para que el disparo sea certero.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que, por muy bien que hayamos corregido los dos puntos anteriores, siempre vamos a generar cierto revuelo en nuestra inmersión y los peces nos detectarán como una presencia extraña y se esconderán. Una vez que pasen unos segundos empezaremos a ver a los primeros curiosos que vuelven a merodear la zona pero, por lo general, los peces grandes suelen ser más listos que los pequeños y tardarán un poco más en dejarse ver. Si no tenemos paciencia, terminaremos disparándoles a los pequeños y no dejaremos que se pongan a tiro los grandes.

4.- No quitarse el tubo de la boca al sumergirse

Esto es algo muy básico pero que no todo el mundo sabe. Si mantenemos el tubo en la boca mientras realizamos el descenso, este se llenará de agua sólo desde el extremo, haciendo más ruido que si lo dejamos abierto por ambos lados. Como ya hemos comentado, más ruido es igual a menos peces, mal negocio.

Otro inconveniente de mantener el tubo en la boca durante toda la inmersión es que, si apuramos nuestra apnea y llegamos al final de la inmersión un poco justos de aire, al subir a la superficie necesitaremos un esfuerzo extra para expulsar todo el agua del tubo. Así nos fatigaremos mucho más e incluso podríamos llegar a tener algún incidente.

Si ascendemos con la boca libre, saldremos a la superficie y podremos tomar una bocanada de aire mucho más grande y rápidamente que con el tubo puesto.

5.- Darle demasiada importancia al equipo

Lo más probable es que las primeras veces que practiques pesca submarina sea con algunos amigos que ya la practican o que alguien te deje un traje y un fusil para probar. Será un material básico, puede que no se adapte a la perfección a tu talla y no estarás familiarizado con su uso. Si a pesar de todo eso la experiencia te gusta, no tardarás en hacerte con tu propio equipo.

Probablemente seguirás las recomendaciones y empezarás por un material de gama media-baja “de batalla” para ir aprendiendo, pero en cuanto cojas algo de experiencia rápidamente empezarás a buscar reviews, opiniones, comparativas y ofertas de todo tipo de fusiles, trajes y accesorios de pesca submarina.

Es normal, tampoco es que debas sentirte mal por ello, pero no caigas en el error de pensar que un fusil tope de gama va a pescar sólo o que un traje super pro va a hacer que tu apnea aumente. El famoso dicho “no es la flecha, es el indio” no podría ser más acertado.

Está claro que en la mayoría de los casos las cosas tienen un precio u otro por un motivo y que a igualdad de técnica y experiencia se obtendrán mejores resultados con un mejor material que con uno peor o dañado. Lo que quiero transmitir es que la técnica es tanto o más importante que el material que llevemos. Y no valdrá de nada que te dejes un dineral en el mejor fusil del mercado si vas chapoteando como un hipopótamo y ahuyentando todo rastro de vida marina a tu paso.

Espero que te haya gustado este artículo y te haya sido de utilidad. Si es así, por favor, compartelo en redes para que más gente nos conozca y podamos crear más contenido de calidad. Un saludo submaníacos!!!

Categories:

Tags:

Todavía no hay comentarios, sé el primero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar